EL GOBIERNO PREPARA UN " 155 BIS NEGOCIAT AMB EL PSOE I CIUDADANOS : ARA TOCA CONTROLAR TV3

Mariano Rajoy se reúne este martes en Moncloa con Pedro Sánchez y el jueves con Albert Rivera para abordar la nueva situación de Cataluña, tras la elección de Quim Torra como president. La formación de un nuevo Govern pondrá fin a la aplicación del 155 en la región, pero el Gobierno mantiene abiertas las conversaciones con PSOE y Ciudadanos para volver a intervenir la autonomía.

Así lo confirman a El Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo y también del PP, que se muestran contundentes en este sentido: “Todos, tanto los constitucionalistas como los independentistas, saben que volverá el 155 si la Generalitat vuelve a saltarse la ley”. Por eso, añaden, “tenemos que estar preparados”.

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que tanto el Gobierno como el Partido Popular van a “mantener abiertas” las conversaciones con PSOE y Ciudadanos para preparar un “155 bis”, en el caso de que el nuevo ejecutivo autonómico regrese a la ilegalidad.

En Moncloa insisten en que “no se retoman conversaciones”, sino que éstas “van a mantenerse” pese al fin de la actual intervención de la autonomía. Todo ello porque “existe un riesgo evidente de que vuelvan a saltarse la Constitución”.

El objetivo de Mariano Rajoy, por tanto, es reeditar el gran pacto con los socialistas y C’s que existió con la aprobación del 155 en el Senado el pasado mes de noviembre, y así se lo hará saber a Pedro Sánchez y a Albert Rivera: “Ellos saben que tenemos mayoría absoluta y que no dudaremos en volver a aplicarlo, pero les volvemos a tender la mano para que sea una medida con un respaldo mayor”.

 


El falso plante de Rivera y TV3

 

Las negociaciones del Gobierno con los partidos constitucionalistas, por tanto, no se han roto pese a las declaraciones de Albert Rivera la semana pasada en el Congreso, cuando aseguró que retiraba su apoyo al Ejecutivo en la gestión de Cataluña por la “displicencia” del Ejecutivo en la aplicación del 155.

En ese sentido, altos cargos del PP en el Congreso desvelan a este diario que “al día siguiente de estas declaraciones, Rivera nos pidió personalmente negociar una nueva intervención de Cataluña”. Un nuevo 155 que, en opinión de Ciudadanos, debería ser más contundente y alcanzar, entre otras cosas, a TV3.

Desde el Gobierno explican a ECD que todavía no se ha hablado de las “características” de una posible nueva aplicación del 155, aunque añaden que el control de los medios públicos catalanes estará, sí o sí, sobre la mesa.

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre esa medida no se incluyó por petición expresa del PSOE y del PSC, que no querían “llegar a ese extremo”. De esa decisión, sin embargo, se arrepintieron después importantes dirigentes socialista que, en la noche del 21-D, reconocieron a este diario que “nos equivocamos al no intervenir TV3”.

Ahora, las fuentes consultadas esperan que, de volver a aplicarse el 155, tanto Pedro Sánchez como Miquel Iceta tengan en cuenta lo ocurrido para aceptar esta vez el control de la televisión pública catalana por parte del Estado.
Otro 155 por “aclamación popular”

En todo caso, desde el Gobierno explican que, pese a “estar listos” para volver a activar el artículo 155, “tenemos claro, a diferencia de Albert Rivera, que éste solo puede aplicarse si un ejecutivo autonómico actúa en contra de la Constitución”.

“No podemos actuar –añaden- por una serie de frases dichas por Torra, sino ante hechos consumados”. Un plan de actuación que, de hecho, “ya protagonizamos desde el pasado mes de octubre”.

Así las cosas, y tal y como pasó hace seis meses, el Gobierno tiene claro que, de haber nuevo 155, “será también por aclamación popular ante un nuevo incumplimiento de la Ley”. Y concluyen: “Se realizará cuando toque porque disponemos de mayoría suficiente en el Senado y ya lo hemos hecho. Y como pasó en noviembre, serán PSOE y Ciudadanos los que se sumen a nosotros”.

Informa:ELCONFIDENCIALDIGITAL.COM (15-5-2018)

L' UNIONISME ÉS ÀCID SULFÚRIC QUE ESTÀ DISSOLENT LA DEMOCRÀCIA AMB LA PERSECUCIÓ DELS INDEPENDENTISTES

"No és Le Pen, estúpid "

 

Agustí Colomines

 

Els polítics espanyols fan pena. Uns, els conservadors, perquè són una colla de corruptes, orgullosos de ser-ho perquè es creuen impunes. Uns altres, l’extrema dreta, perquè pretenen acabar amb la pluralitat nacional que conforma Espanya des de la unió dinàstica amb un nacional-populisme neofalangista. I encara n’hi ha uns altres, els socialistes, que han perdut tant la seva identitat ideològica, que per fer-se escoltar s’apunten a cridar consignes nacionalistes en comptes d’escampar la idea de fraternitat pròpia del socialisme. Dels populistes d’esquerra —o sigui, Podemos— no cal ni parlar-ne, perquè són com el nicaragüenc Daniel Ortega: els agrada viure com a burgesos mentre sermonegen el personal o organitzen consultes trampa per continuar xuclant de la mamella. Només els falta declarar-se catòlics. O partidaris de l’esoterisme. Quin panorama! A Espanya ningú ja no recorda que la política és anàlisi i acció. I, per damunt de tot, un mètode per assolir el canvi sense violència.

A Madrid, la política és només soroll i odi. Guirigall nacionalista, amb Albert Rivera, àlies Aznar, marcant el pas dels altres partits. Afirmen els articulistes catalans de l’unionisme tou que la culpa de tot el que hi passa és dels independentistes catalans, que han despertat la fera nacionalista i autoritària espanyola. Agressiva, legionària. Per aquesta mena d’articulista —o “raça” d’articulista, senyor Iceta, hauria pogut escriure, amb tot el dret, el nou cap del Govern—, la culpa es de la víctima i no pas de l’agressor. Sens dubte, la política espanyola s’ha “renacionalitzat” i és avui més intolerant que l’any 1978, per tenir com a punt de referència l’any de l’aprovació de l’actual Constitució. La por a la pèrdua d’identitat espanyola en favor d’una identitat europea ha empès els partits espanyols a buscar l’ase dels cops. A buscar un culpable de les seves frustracions. I l’ha trobat en els catalans, dels quals els espanyols parlen en global, sense fer distincions, com si fóssim comparables als immigrants que fan tanta por als nacional-populistes europeus. Llegeix més...

Opinions

Visites Rebudes

07537608