SÁNCHEZ DEIXA A MANS DE MARITXELL BATET ARREGLAR EL " PROBLEMA " DE CATALUNYA

El presidente transmitió ayer a Felipe VI la composición de su nuevo Ejecutivo, en el que destaca la mayor presencia de mujeres que de hombres, y los nombres de Josep Borrell (Exteriores), Teresa Ribera (Transición Ecológica) -cuyos nombramientos adelantó ECD-, Carmen Calvo (Vicepresidencia e Igualdad) , Nadia Calviño (Economía) y Meritxell Batet (Política Territorial).

Este último nombramiento, explican altos cargos del PSOE, supone la confirmación de que Pedro Sánchez va a poner en marcha un proyecto en el que el partido lleva trabajando desde hace un lustro y que el actual jefe del Ejecutivo ya quiso impulsar en 2016, cuando estuvo cerca de llegar a Moncloa: la reforma de la Constitución.


Batet lleva años diseñando la reforma

Meritxell Batet, recuerdan las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, fue elegida por Sánchez para las elecciones de diciembre de 2015 como su número dos en la candidatura. Su intención era que ella liderara la reforma constitucional que quería llevar a cabo si llegaba al Gobierno.

La catalana era y sigue siendo la integrante del PSOE que más y mejor conoce la llamada “Declaración de Granada”, el documento con el que el partido fijó su modelo de Estado para España en 2013 y que sirvió para dar por zanjadas las tensiones con el PSC. Trabajó, junto a Ramón Jáuregui, en la elaboración de ese declaración y, por ese motivo, es la persona idónea para pilotar el proyecto de reforma constitucional.

Un proyecto que, como aquél documento, se sustentará en la creación de una España federal en la que las Comunidades Autónomas tengan mayores competencias, además de un nuevo sistema fiscal que consiga que grandes regiones, como Cataluña, no se sientan perjudicadas.

 


Objetivo: acabar con la crisis en Cataluña

 

Ese “mejor trato” para Cataluña y las llamadas “comunidades históricas” es uno de los pilares de un proyecto cuyo fin último es acabar con el desafío independentista que los catalanes impulsaron con Artur Mas al frente de la Generalitat y que se mantiene vigente con el nuevo Govern de Quim Torra.

Sánchez, que ya ha prometido “diálogo” con el nuevo president, considera fundamental poner en marcha un nuevo “proyecto territorial” para España que se sustente en la reforma de la Carta Magna. Y, por ese motivo, no va a tardar en poner en marcha esta iniciativa, una de las máximas prioridades de su nuevo Gobierno.

Batet, de hecho, ha sido la máxima representante del PSOE en la Comisión de la Reforma Territorial que impulsó en el Congreso el propio Sánchez una vez recuperada la secretaría general del partido. Una Comisión cuyo fin último era abordar una reforma de la Constitución que ahora Pedro Sánchez va a impulsar de forma decisiva.


Blindar la “igualdad” en la Constitución

 

La nueva ministra lleva años trabajando en este proyecto. Tal y como se informó en estas páginas, fue la elegida por Pedro Sánchez, hace dos años, para ser vicepresidenta de Política Territorial y liderar, desde La Moncloa, el proyecto de reforma de la Carta Magna.

Su cometido en el Gobierno no ha variado mucho respecto a ese plan, aunque estará un escalafón por debajo al que hubiera tenido entonces. La vicepresidenta será, finalmente, una Carmen Calvo que, no obstante, también tendrá un importante protagonismo en la reforma constitucional que va a impulsar el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Según las fuentes consultadas, el hecho de que Calvo acapare dos cargos, el de vicepresidenta y el de ministra de Igualdad, deja a las claras que el objetivo del nuevo Gobierno es “blindar” también en el nuevo texto de la Carta Magna, la “igualdad de trato de hombres y mujeres en todos los ámbitos”.

No se descarta, en ese sentido, que Sánchez quiera incluir en la nueva Constitución la “igualdad salarial” entre hombres y mujeres que anunció durante el debate de la moción de censura. Otro de los grandes pilares de su Gobierno que también puede tener cabida en la reforma constitucional.

 


Buscará el respaldo de todos

 

El presidente es consciente de que su etapa en La Moncloa durará, como máximo, dos años antes de la convocatoria de nuevas elecciones. Además, la inexistencia de una mayoría socialista en el Congreso y en el Senado dificulta que los grandes proyectos legislativos, como la propia reforma de la Constitución, salgan adelante en esta legislatura.

Pese a ello, Sánchez va a poner en marcha esta iniciativa con el objetivo de buscar “acuerdos con todos” para, de esa manera, dejar abierto un proyecto que, necesariamente, deberá concluirse en la próxima legislatura.

Con esta hoja de ruta, el jefe del Ejecutivo busca “tejer alianzas” ahora y posibles apoyos post electorales -como Podemos y Ciudadanos- que, de ver cumplidas sus propuestas para la nueva Carta Magna, preferirán pactar en el futuro un nuevo Gobierno con el PSOE que con el PP. Una estrategia que cuenta con el apoyo de importantes dirigentes socialistas.

Informa:ELCONFIDENCIALDIGITAL.COM (7-6-2018)

FELIPE VI, DE LA PROTESTA AL BUIT A BARCELONA

 

"Felip VI, de la protesta al buit "

 

José Antich

 

De totes les imatges que s'han pogut veure aquest divendres de l'acte institucional d'homenatge a les víctimes de l'atemptat del passat 17 d'agost cap, absolutament cap, era tan descarnadament cruel com la vista aèria de la plaça Catalunya de Barcelona. Un espai enorme, d'uns 30.000 metres quadrats, blindat per la policia i ocupat només en una part per l'acte sense encant organitzat per l'Ajuntament de Barcelona on es trobaven el Rei, les autoritats, la classe política, els familiars i un nombrós grup de defensors de la monarquia i de la unitat d'Espanya. Molt pobre en el seu conjunt per a la tragèdia que va ser l'atemptat en què van morir 16 persones, però explicable, lamentablement, per la basta manipulació que la Casa Reial i el govern espanyol han tractat de fer de l'acte.

Es va impedir l'accés a l'independentisme per evitar escenes de protesta i incomoditats de les autoritats espanyoles i l'unionisme es va quedar a casa. O se'n va anar a la platja. El govern espanyol volia evitar la xiulada a Felip VI de l'any passat, que va donar la volta al món i que va mostrar el disgust de la societat catalana amb la monarquia espanyola. L'ANC, Òmnium i els partits independentistes havien fet crides explícites per desmobilitzar els seus simpatitzants davant del model d'acte escollit i la presència reial. I la sempre disciplinada base de l'independentisme català va seguir les seves consignes. No hi va haver xiulades, cert. I només uns centenars de membres dels CDR en silenci i amb pancartes van participar en una marxa silenciosa per la Rambla de Barcelona.

No hi va haver protestes irades com en altres ocasions. Hi va haver una cosa pitjor i que acaba ressonant més que una protesta: el buit. Una plaça Catalunya que hagués pogut ser atapeïda de simpatitzants unionistes presentava enormes llacunes. En tot cas, centenars de persones amb banderes espanyoles. I en un balcó, molt a prop d'on estava instal·lada la comitiva oficial, una gran pancarta amb Felip VI de cap per avall i el següent text en anglès: "El rei d'Espanya no és benvingut als Països Catalans." Una pancarta penjada la nit abans i que els mossos, pel que sembla, primer van rebre ordres de retirar-la i després de no tocar-la. La delegació del govern espanyol ja ha expressat el seu malestar.

Dos breus apunts més. Per què la Casa Reial no va voler realitzar l'ofrena floral a la Rambla al costat de les autoritats catalanes i perquè no es notés tant la seva absència tampoc no hi va anar el president espanyol? Per què les autoritats espanyoles no van ser capaces d'aguantar la mirada a Laura Masvidal, la dona del conseller Quim Forn, quan el president Torra la va col·locar al seu costat a la fila d'autoritats i els la presentava? Felip VI, fugisser, va haver d'escoltar de Masvidal que no era ella sinó el seu marit qui havia de ser allà i el president del CGPJ i president del Suprem, Carlos Lesmes, va girar literalment la cara.

I un corol·lari. La important presència d'independentistes en una tarda climatològicament infernal a Lledoners en homenatge a Quim Forn demostra que la ciutadania no oblida i és agraïda a tot i el molt bé que es va fer aquell 17-A. No cal donar-li més voltes però sí que cal recordar que aquell dia, just aquell dia, van començar moltes coses. I van caure moltes caretes.

Informa:ELNACIONAL.CAT (18-8-2018)

Visites Rebudes

08027095