SÁNCHEZ DEIXA A MANS DE MARITXELL BATET ARREGLAR EL " PROBLEMA " DE CATALUNYA

El presidente transmitió ayer a Felipe VI la composición de su nuevo Ejecutivo, en el que destaca la mayor presencia de mujeres que de hombres, y los nombres de Josep Borrell (Exteriores), Teresa Ribera (Transición Ecológica) -cuyos nombramientos adelantó ECD-, Carmen Calvo (Vicepresidencia e Igualdad) , Nadia Calviño (Economía) y Meritxell Batet (Política Territorial).

Este último nombramiento, explican altos cargos del PSOE, supone la confirmación de que Pedro Sánchez va a poner en marcha un proyecto en el que el partido lleva trabajando desde hace un lustro y que el actual jefe del Ejecutivo ya quiso impulsar en 2016, cuando estuvo cerca de llegar a Moncloa: la reforma de la Constitución.


Batet lleva años diseñando la reforma

Meritxell Batet, recuerdan las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, fue elegida por Sánchez para las elecciones de diciembre de 2015 como su número dos en la candidatura. Su intención era que ella liderara la reforma constitucional que quería llevar a cabo si llegaba al Gobierno.

La catalana era y sigue siendo la integrante del PSOE que más y mejor conoce la llamada “Declaración de Granada”, el documento con el que el partido fijó su modelo de Estado para España en 2013 y que sirvió para dar por zanjadas las tensiones con el PSC. Trabajó, junto a Ramón Jáuregui, en la elaboración de ese declaración y, por ese motivo, es la persona idónea para pilotar el proyecto de reforma constitucional.

Un proyecto que, como aquél documento, se sustentará en la creación de una España federal en la que las Comunidades Autónomas tengan mayores competencias, además de un nuevo sistema fiscal que consiga que grandes regiones, como Cataluña, no se sientan perjudicadas.

 


Objetivo: acabar con la crisis en Cataluña

 

Ese “mejor trato” para Cataluña y las llamadas “comunidades históricas” es uno de los pilares de un proyecto cuyo fin último es acabar con el desafío independentista que los catalanes impulsaron con Artur Mas al frente de la Generalitat y que se mantiene vigente con el nuevo Govern de Quim Torra.

Sánchez, que ya ha prometido “diálogo” con el nuevo president, considera fundamental poner en marcha un nuevo “proyecto territorial” para España que se sustente en la reforma de la Carta Magna. Y, por ese motivo, no va a tardar en poner en marcha esta iniciativa, una de las máximas prioridades de su nuevo Gobierno.

Batet, de hecho, ha sido la máxima representante del PSOE en la Comisión de la Reforma Territorial que impulsó en el Congreso el propio Sánchez una vez recuperada la secretaría general del partido. Una Comisión cuyo fin último era abordar una reforma de la Constitución que ahora Pedro Sánchez va a impulsar de forma decisiva.


Blindar la “igualdad” en la Constitución

 

La nueva ministra lleva años trabajando en este proyecto. Tal y como se informó en estas páginas, fue la elegida por Pedro Sánchez, hace dos años, para ser vicepresidenta de Política Territorial y liderar, desde La Moncloa, el proyecto de reforma de la Carta Magna.

Su cometido en el Gobierno no ha variado mucho respecto a ese plan, aunque estará un escalafón por debajo al que hubiera tenido entonces. La vicepresidenta será, finalmente, una Carmen Calvo que, no obstante, también tendrá un importante protagonismo en la reforma constitucional que va a impulsar el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Según las fuentes consultadas, el hecho de que Calvo acapare dos cargos, el de vicepresidenta y el de ministra de Igualdad, deja a las claras que el objetivo del nuevo Gobierno es “blindar” también en el nuevo texto de la Carta Magna, la “igualdad de trato de hombres y mujeres en todos los ámbitos”.

No se descarta, en ese sentido, que Sánchez quiera incluir en la nueva Constitución la “igualdad salarial” entre hombres y mujeres que anunció durante el debate de la moción de censura. Otro de los grandes pilares de su Gobierno que también puede tener cabida en la reforma constitucional.

 


Buscará el respaldo de todos

 

El presidente es consciente de que su etapa en La Moncloa durará, como máximo, dos años antes de la convocatoria de nuevas elecciones. Además, la inexistencia de una mayoría socialista en el Congreso y en el Senado dificulta que los grandes proyectos legislativos, como la propia reforma de la Constitución, salgan adelante en esta legislatura.

Pese a ello, Sánchez va a poner en marcha esta iniciativa con el objetivo de buscar “acuerdos con todos” para, de esa manera, dejar abierto un proyecto que, necesariamente, deberá concluirse en la próxima legislatura.

Con esta hoja de ruta, el jefe del Ejecutivo busca “tejer alianzas” ahora y posibles apoyos post electorales -como Podemos y Ciudadanos- que, de ver cumplidas sus propuestas para la nueva Carta Magna, preferirán pactar en el futuro un nuevo Gobierno con el PSOE que con el PP. Una estrategia que cuenta con el apoyo de importantes dirigentes socialistas.

Informa:ELCONFIDENCIALDIGITAL.COM (7-6-2018)

UNA REVENJA LLARGAMENT PLANIFICADA PER ANORREAR LA NACIÓ CATALANA

 

" Una revenja llargament planificada "

 

SALVADOR CARDÚS

 

El sacrifici dels represaliats polítics posa en evidència la greu feblesa democràtica d’Espanya

 

Avui fa just un any –un any llarguíssim– que Jordi Sànchez i Jordi Cuixart són injustament a la presó. És cert que molta gent d’aquest país està demostrant que no els oblida –ni a ells, ni a la resta d’empresonats i exiliats–, amb multitudinàries concentracions diàries i setmanals en diversos municipis i davant les presons; amb milers de cartes enviades als centres penitenciaris; amb tota mena d’actes “grocs” arreu del país per a les caixes de resistència i amb iniciatives de tant valor simbòlic com la pujada als Cims per la Llibertat. Però fins i tot aquests gestos de solidaritat es podrien tornar rutinaris i acabar fent 'normal' allò que és insuportablement ignominiós. Tenir gent de pau com Sànchez i Cuixart i bona part d’un govern escollit democràticament a la presó i a l’exili –a més dels centenars d’investigats pendents de procediments judicials– és tan i tan greu que costa d’entendre que algú ja ho pugui donar per descomptat a l’hora de valorar la situació política actual.

Aquest primer empresonament de dues persones que estimo i admiro tant, compromeses, intel·ligents, tenaces, valentes, pacífiques i, sobretot, innocents, fa un any que ens va trasbalsar profundament. Algú dirà que es podia veure a venir. Però era un pas tan descarat en l’expressió d’hostilitat de l'Estat cap a una gent i un territori que consideren seus, que semblava que no gosarien fer-lo. Esclar que tampoc no m’havia imaginat l’atonyinament de l’1-O, quinze dies abans. Però que la policia s’excedís encara podia entrar en la hipòtesi del descontrol o de la irritació per aquella profunda humiliació política. Ara bé, ¿era concebible que el sistema judicial es deixés arrossegar per la venjança de manera tan desvergonyida? Llegeix més...

Visites Rebudes

08318457